rinoplástia
rinoplastia precios

Rinoplastia

  1. Valor Oferta:   $4.675.000
  2. Valor Normal:  $6.000.000
  3. Vigencia:  31 de Noviembre de 2018

Información

  • Duración: 1 a 2 horas.
  • Incapacidad: 2 a 3 días.
  • Restricción del Ejercicio:  3 semanas
  • Anestesia: Local, Sedación o General
  • Ambulatoria:  SI

¿Qué es la Rinoplastia?

La rinoplastia es una intervención quirúrgica en la que se resuelven principalmente los problemas estéticos de la nariz tales como la giba ósea, el hueso que sobresale del dorso de la nariz a semejanza de una joroba, las desviaciones hacia la derecha o izquierda de la totalidad de la nariz y las malformaciones congénitas como las secuelas del labio y paladar hendido y otros factores genéticos y las adquiridas en la vida por traumatismos y enfermedades. Cuando se busca una solución a la nariz obstruida por tensión excesiva o desviación del septum o tabique nasal exclusivamente, nos estamos refiriendo a la septorinoplastia. A pesar de que éste último es un procedimiento diferente, en Depiel ambas operaciones, rinoplastia y septorinoplastia pueden realizarse en el mismo acto operatorio en la mayoría de los casos. La cirugía que incluye ambos procedimientos se denomina septorinoplastia o rinoplastia funcional.

Existen dos tipos de procedimientos para realizar una rinoplastia:

Rinoplastia cerrada: Suele ser la técnica más utilizada por los cirujanos y ofrece una gran ventaja: no existe cicatriz visible. Se accede a los cartílagos, tabique o la zona sobre la que se deba hacer algún tipo de acción mediante las fosas nasales, de esta forma la intervención se salda sin incisiones exteriores, y resulta mucho más cómodo a largo plazo para el paciente, el hecho de no verse con ninguna marca de la intervención. El cirujano tiene acceso a la mayoría de zonas problemáticas, de este modo, puede moldear la sección hasta lograr que la nariz tenga la forma deseada.

Rinoplastia abierta: Es una intervención más laboriosa que la cerrada, y se basa en que el cirujano realiza una incisión en la zona media de la nariz, con el fin de dejar los huesos y cartílagos, más accesibles. Por regla general se recomienda para casos de pacientes más complicados, o segundas operaciones.

Una vez finalizada las modificaciones a la nariz y suturadas las incisiones realizadas, se colocan en las fosas nasales unos u otros tipos de tapones que tienen por objeto mantener la estabilidad de la pirámide nasal y evitar un sangrado nasal en el postoperatorio. En la actualidad, es posible conseguir tapones modificados que tienen en conducto en el centro los cuales permiten al paciente seguir respirando nasalmente a pesar de estar taponados. La férula y el vendaje nasal se colocan sobre el dorso y la punta nasal y tienen como función mantener y preservar los cambios realizados en la cirugía mientras inicia la fase de curación postquirúrgica.

Durante una rinoplastia pueden surgir complicaciones dado que el acceso a la región nasal es limitado, debido a esto la rinoplastia es una de las cirugías faciales más exigentes.

Entre algunas complicaciones tenemos:

  • Obstrucción nasal
  • Sangrado después de la cirugía (puede requerir taponamiento nasal para su control)
  • Vasos sanguíneos rotos
  • Infección
  • Resultado insatisfactorio

Durante los primeros días tras la intervención, el paciente debe mantener un reposo relativo, en posición semisentado, ingiriendo abundantes líquidos (debido a la sequedad oral que produce la respiración oral) y tomando los analgésicos y demás medicamentos prescritos. La alimentación puede ser normal según la tolerancia del paciente. El momento de retirar el taponamiento varía según el modo de hacer de cada cirujano (entre 3 horas y 5 días dependiendo del tipo de intervención). Conviene reajustar la férula a el vendaje nasal a medida que disminuya la inflamación y éste se afloje (típicamente a los 3 días y a la semana). A partir del momento en el que se retire el taponamiento es conveniente la aplicación periódica de suero salino fisiológico para mantener una mejor higiene.

La férula y el vendaje nasal se dejarán por espacio de 1 a 3 semanas, posterior a lo cual la piel de la nariz deberá protegerse con fotoprotectores y someterse a masajes si se detectan recidivas de una desviación del dorso nasal.

El dolor se maneja con analgésicos comunes como ibuprofeno o acetaminofen. En general, no es un postoperatorio doloroso. La principal molestia radica en tener la nariz obstruida los primeros días.

Agendar Cita







Testimoniales

  • Desde el comienzo en la primer consulta me sentí muy a gusto por el profesionalismo y con muchísima amabilidad por parte de todo el equipo de DEPIEL, sentí que fue muy objetiva la valoración y consejo de tratamiento, tanto que no dude e inmediatamente procedí a realizar el pago de la intervención, además me pareció que manejan precios muy cómodos.
    Correo Eléctronico: diroco_1@hotmail.com

    Diana Cortes Castillo.
    Lipólisis Láser.